jueves, octubre 25, 2007

La ley de la calle

Hay una norma no escrita que afirma que en los días lluviosos las mujeres mayores con paraguas tienen preferencia de paso por debajo de los balcones, cornisas, toldos, terrazas y escaleras exteriores. Todos los demás seres del mundo deben cedeerles el paso con una sonrisa en los labios, aunque éstos no tengan ninguna protección o tengan una de rango muy inferior, como una bolsa del supermercado o un papel de periódico.
Rufí

3 Comments:

Blogger SiMplE mIne said...

Esa misma norma no escrita añade:
Las señoras mayores no sólo tienen preferencia a la hora de ocupar asientos en los transportes publicos, sino que además son libres de acceder a ellos mediante, empujones, codazos e incluso un buen placaje, sin que tú tengas el derecho a musitar un "¡pero señora!"

8:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y yo aún diría más... La norma no escrita incluye que en un supermercado abarrotado, por muy larga que sea la cola y el tiempo que lleves esperando en ella, la señora del paraguas tiene derecho a colocarse delante tuyo y, a ser posible, en el lugar más próximo al siguiente en ser atendido sin que fuere necesario mediación verbal alguna.

(Deduzco, primo Álex, de la amargura de tus palabras, que el otro día debiste de cruzarte con la tía Lourdes y su paraguas... Aguanta, primo, aguanta).

Fdo. tu primo mayor que te quiere

7:14 p. m.  
Anonymous Xavier Calvet said...

Creo oportuno entrar en vereda, y afirmar, desde el pais de las lluvias, que siempre hay una mujer mayor con paraguas esperando....

(still alive, calvetoman)

10:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home